El del brownie de Rachel

Así es. Todo el mundo recuerda a Rachel por si malogrado triffle, pero en la tercera temporada (episodio 8, para ser más exactos), nos demuestra que tiene mano para la cocina, con sus “pastelitos de chocolate caseros”, o brownies.

El brownie es seguramente uno de los postres más famosos no sólo en EEUU, sino en todo el mundo. Y hay mucha ciencia detrás de ellos. Encontraréis cientos de webs cada uno con una receta y, lo más importante, consejos diferentes.

Yo os traigo la receta de Rachel. Recuerdo que ella le añadía nueces (y podéis hacerlo) pero a mi, personalmente, me gusta más sin nueces. Lo dejo a vuestro criterio.

Brownie casero

Ingredientes:

  • 200g de mantequilla
  • 180g de chocolate de cobertura negro (os recomiendo usar de, al menos, 70%)
  • 4 huevos tamaño L
  • 150g de azúcar blanco
  • 100g de azúcar moreno
  • 140g de harina
  • 50g de cacao puro en polvo (yo utilizo el de chocolate Valor 70%, no confundir con el paquete de chocolate a la taza)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada sopera de café molido

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 170ºC.

2. Derretimos la mantequilla (al microondas o, mejor aún, al baño maría). Añadimos el chocolate de cobertura troceado y removemos hasta que esté todo bien derretido.

3. Mezclamos los dos tipos de azúcar bien. Añadimos los huevos y batimos durante unos 10 minutos. Yo utilizo este mezclador que me regalaron las pasadas navidades, y os aseguro que se ha convertido en un utensilio indispensable en mi cocina.

4. Añadimos la vainilla a la mezcla de chocolate y mantequilla, y la agregamos al recipiente con los huevos y el azúcar. De nuevo, mezclamos bien.

5. Tamizamos la harina y el chocolate en polvo, poco a poco. Mezclamos poco a poco, en esta ocasión con una espátula, hasta que esté todo bien integrado. Quedará una mezcla bastante densa. Advertencia: no la probéis… o será imposible resistiros a ella. ¡Está deliciosa!

6. Untamos el molde con un poco de mantequilla y lo forramos con papel de horno. Aseguraos de que el papel quede lo más pegado al molde (al untarlo de mantequilla, esta labor será más fácil). Añadimos la mezcla y la distribuimos por todo el recipiente.

7. Cocemos unos 20-25 minutos. Es muy importante controlar bien la cocción si queréis un brownie jugoso. Para saber si está listo, meted un cuchillo. Debe de salir un poco manchado, con alguna miga pegada (sin que esté completamente manchado).
Una vez listo, dejamos que se temple antes de desmoldar.

Notas:

  • Parece una tontería, pero tras varias pruebas he comprobado que el hecho de batir mucho los huevos con el azúcar marca una diferencia.
  • Igualmente, es importante tamizar la harina y el cacao en polvo y mezclarlos con cuidado. No soy científico así que no puedo daros la razón. Pero os aseguro que se nota.
  • Tened cuidado con el horneado. Os recomiendo que miréis a los 20 minutos cómo va. Si tiene una “costra” por encima, es decir, el chocolate está más sólido, y el cuchillo sale un poco manchado, pero no mucho… el brownie está listo.
  • Para tomarlo, os recomiendo que lo dejéis reposar durante la noche y, antes de servirlo, calentarlo un poco en el microondas. Es una maravilla.
¿Te ha gustado? ¡No olvidas compartirlo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.